Hoy veremos cómo puedes reconocer un buen mezcal de uno malo y así no poner en riesgo tu salud.

También inauguramos los patrocinios con la App Mezcalaria, una aplicación para que tu puedas tener en tu celular toda la información de agaves, mezcales, eventos y noticias del mezcal, esta aplicación la puedes encontrar para iOS y Android.

Resumen de este episodio:

  • La botella debe tener el texto 100% agave, la región de producción, el nombre del maestro mezcalero y la concentración alcohólica
  • Si el mezcal es de menos de 45º grados NO ES MEZCAL
  • Al agitar la botella debes ver un perlado, si no se forma es porque es mal mezcal o como excepción es de más de 55º grados, en este caso no se formará perlado
  • Cuando te sirvan el mezcal en copa de vidrio que sea de boca ancha y deberás ver las “piernas o lágrimas del mezcal”, entre más lento baje la gota mejor pues indica que es de entre 45 y 55 grados, pero ojo, algunos le ponen glicerina y esto está prohibido
  • Toma el unas gotas del mezcal entre tus manos, frota y acerca a tu nariz inmediatamente, debes reconocer el aroma del agave ahumado, si hueles a alcohol es que está adulterado.
  • Prueba el mezcal y pasalo por  tu boca un momento, expira y reconoce los sabores, debes identificar notas del agave ahumado, cítricos, algo terroso, etc.
  • La venencia es cuando un maestro mezcalero toma el mezcal con un carrizo y lo vierte sobre una jícara, si se forma un circulo de perdas sobre la jícara indicará la concentración de alcohol entre 45 y 55 grados, los maestros mezcaleros pueden decir el grado alcohólico con este proceso.

Si encuentras un buen mezcal paga el precio justo por el, los agaves silvestres no suelen ser baratos.

Si quieres patrocinar un episodio ve a este enlace de patrocinio.

La venencia